VIDA PLENA

12 CLAVES PARA TENER UNA VIDA PLENA

Esta semana quiero compartir contigo 12 claves que me han ayudado a mí y a las mujeres con las que trabajo, a tener una vida plena.

 

Hace poco comentaba con un grupo de personas (que nos dedicamos e interesamos por el desarrollo personal) un artículo que circulaba por las redes sobre la actual casi “imposición” u obligación de ser felices.

El debate estaba claro, es decir, no había mucho debate.

La mayoría de personas estamos de acuerdo, somos conscientes, de la presión social que nos empuja a una búsqueda constante de la felicidad.

Constante y falsa.

Sabemos que eso de que la felicidad sea no tener problemas, o conflictos, o momentos de bajón, estar siempre feliz y en la cresta de la ola… no es ni cierto, ni posible.

Que lo que nos venden es humo.

Aun así la gran mayoría también caemos, sin darnos cuenta y más veces de las que somos conscientes, en sus redes, y nos encontramos en esa búsqueda sin fin.

Cuando hablamos de este asunto siempre sale a colación la responsabilidad de los medios en este asunto, y no vamos a negarlo, tienen un grandísimo impacto en nosotras desde que somos pequeñitas.

Su objetivo es precisamente que no tenga fin: mantenernos en una búsqueda constante, y por lo tanto un vacío constante, y una necesidad constante.

La realidad es que este mensaje ha calado profundo en nuestra sociedad, y reina entre nosotras creando una gran variedad de dificultades psicoemocionales.

Pero hoy no quiero ahondar mucho más en el debate, en su origen o en soluciones de superficie.

Lo que hoy quiero más bien es plantear una revancha.

Dejemos de estar en manos de otros, y pongámonos en nuestras propias manos.

 

No te voy a hablar de la felicidad (que daría para otro artículo), sino de las claves que van a ayudarte a vivir en paz contigo misma, desarrollándote y sintiéndote completa en todas tus áreas como ser humano.

Que para mí esto es la felicidad.

12 Claves para tener una vida plena:

 

1. EL TIEMPO ES LIMITADO: SÉ REALISTA.

 

A menudo la gente me pide consejos sobre cómo gestionar mejor su tiempo.

“No llego a todo” “No estoy ni un sitio ni en el otro” “Quiero llegar a todo y al final no llego a nada”.

Está claro que hay trucos y herramientas que pueden ayudarte con tu productividad, pero la norma número uno de la productividad es que debes ser realista con tu tiempo.

Tu enemigo número uno eres tú.

No te pongas trampas con listas de tareas imposibles, ni te premies por llegar al final del día con la lengua fuera, porque conseguirlo y premiarte por ello refuerza esa forma de vida estresante y agotadora.

Detecta esas cosas que haces sin pensar y que son una trampa de estrés para ti, y organiza tu día en función del tiempo real y de tu flujo de energía a lo largo del día.

2. DISFRUTA DEL PLACER DE NO HACER NADA.

 

Las prisas hacen que pasemos de puntillas por la vida y sólo en vacaciones nos damos la oportunidad de disfrutar de ser. A veces ni en vacaciones.

Haz un hueco en tu vida para el sencillo placer de simplemente ser y estar.

 

Lo ideal es que tengas unos minutitos todos los días, pero si te cuesta, empieza por lo menos por sacar un ratito a lo largo de la semana.

Un tiempo que sea solo tuyo, y en el que lo que hagas no lleve más allá de respirar y disfrutar del momento. Sin tener que hacer algo que puedas etiquetar como “productivo”.

La realidad es que lo es, ya que verás que será un espacio de respiro y descanso mental y emocional. Y eso mejora tu estado emocional, tu energía y por lo tanto tu rendimiento y satisfacción contigo misma.

3. DEJA DE PELEARTE CONTIGO MISMA Y CON EL MUNDO.

 

Sentir que la vida es un campo de batalla te agota y consume por dentro.

Está claro que tenemos dificultades y obstáculos que vencer, que requieren de nuestra energía mental y emocional.

Aquí hay dos cosas que quiero mencionar:

La primera, es que el hecho de percibirlo como una lucha te desgasta, mucho.

La segunda, es que hay “batallas” que alimentamos, que mantenemos vivas, que no dejamos ir.

Debes ser consciente y aceptar que la superación, el esfuerzo, los obstáculos… son parte de la vida.

 

Todas las tenemos, sin excepción. No hay nadie que no tenga problemas o conflictos.

Resistirte, no aceptarlo, va a hacer que sea mucho más cansado.

Muchas mujeres me dicen: “No, si yo lo acepto, si no me resisto”.

Y después lanzan preguntas o frases como:

“¿Por qué me está pasando a mí esto?”

“Es que estas cosas solo me pasan a mí”

“Qué mala suerte tengo”

“Claro, es que ella no ha pasado por lo mismo que yo…”

Todas tenemos momentos en los que podemos pensar esto. La diferencia está en no quedarte estancada ahí.

No vivirlo como si realmente fuera un jaque mate del universo hacia tu persona.

 Como la dueña que eres de tu vida, también lo eres de tus pensamientos y emociones.

Déjalo ir.

Es mejor tener paz que tener razón.

4. ELIGE Y PRIORIZA DE FORMA CONSCIENTE.

 

Esto ya lo sabemos: la vida es un breve viaje que llegará a su fin.

Pero si lo sabemos…

 ¿Por qué nos empeñamos en dar valor y cabida a cosas que restan o que no suman?

 

A veces por inercia o porque asumimos como nuestras prioridades que no lo son.

Yo lo que te propongo es que aprendas a diferenciar entre cosas importantes y cosas que te importan.

A partir de ahí decide qué quieres que sea importante para ti.

Si no ves clara la diferencia, te propongo un pequeño ejercicio:

  • Haz un listado de cosas importantes.
  • Haz un lista de cosas importantes para ti.
 

¿Has notado la diferencia? ¿Notas de qué manera está relacionado?

5. NO CARGUES CON EL PASADO.

Sí, te pasó. Sí, te dolió.

Pero ese ya no tiene porqué ser tu presente, y mucho memos tu futuro.

No revivas el pasado en tu presente, ni lo arrastres a tu futuro.

 

Aprende de lo que pasó, conócete un poquito más y decide cómo quieres hacerlo a partir de ahora.

¿De qué manera puede esa experiencia ayudarte a vivir mejor? 

 Ahora es siempre el mejor momento para aprender.

Tú mandas. 

6. HAZLO Y SI TE DA MIEDO, HAZLO CON MIEDO.

Sin hacer el cafre, ni poniéndote gratuitamente en peligro.

Cuando el miedo te bloquea es que hay cosas importantes en juego, y lo que te pide es atención.

Escucha a tus miedos  y úsalo para avanzar de manera segura, pero no te detengas.

El miedo no va desaparecer, y no debe hacerlo.

Si estás esperando a que tu miedo desaparezca para ir a por tus sueños, metas, objetivos..debes saber que ese momento nunca jamás llegará.

 

Valora cómo puedes conseguir tu meta manteniéndote a salvo.

7. NO DEJES QUE TU PASADO DICTE TU FUTURO: ¡REINVÉNTATE!

 

Todos cambiamos.

Hasta los que dicen “es que yo soy así”.

Has pasado por cosas, has hecho elecciones, te has equivocado, has acertado… y con todo ello has crecido y cambiado.

A veces tenemos una idea de nosotras mismas obsoleta en la que seguimos intentando encajar, y eso nos limita y retiene.

Haz un sincero viaje a tu interior y cuestiona si eso que te hacía antes feliz te sigue haciendo feliz ahora.

 

Descubre si eso que sabes de ti y aquello que crees sobre ti misma sigue siendo así: tus gustos, aspiraciones, expectativas, deseos, objetivos, valores, prioridades…

Reconecta contigo, actualízate, y construye una vida coherente con quien eres ahora. 

8. RETOMA TUS HOBBIES O INICIA NUEVOS.

 

Los hobbies son ese entretenimiento que dice tanto de ti, que trasciende a tu persona y hasta pueden dar sentido a tu vida.

No los abandones. Nútrelos, disfrútalos y descubre nuevas formas de ir más allá.

Haz un listado de esos hobbies que has abandonado y echas en falta y elige uno, para empezar.

Escribe cuál, cuándo y dónde vas a comenzar y cómo tienes que organizarte para que dure en el tiempo.

Si ya practicas uno o más hobbies, ¡genial!

Solo recuerda que si convierten en una cosa más que sabes hacer “sin más”, es que han pasado a ser otra de tus habilidades. Lo que generan entonces en ti, dista mucho de lo que un hobbie realmente aporta.

Si eso ocurre, ¡siempre puedes probar cosas nuevas!

9. INVIERTE EN TU CRECIMIENTO.

 

Un error muy frecuente es esperar que las cosas nos vengan desde fuera.

Quiero una relación sana, amistades que aporten, rodearme de gente positiva…

Pues bien, todo, todo, todo parte de ti.

Cómo te valores, te quieras y te cuides saldrá proyectado hacia los demás y vendrá de vuelta en mayor medida ayudándote a crecer todavía más y a ofrecer más.

Cuanto más crezcas, cuanto más te expandas en tu interior, el mundo, la vida, se mostrará más abundante.

Cuando tú creces todo crece alrededor.

La vida es abundante. Empieza a verla como tal.

Empieza a verte como tal.

10. ELIGE BIEN DE QUIÉN TE RODEAS.

A estas alturas ya sabemos notar cuando alguien nos llena de energía con su sola presencia, o cuando nos la consume.

A veces alejarse de una persona a tiempo es sinónimo de mantener saludable tu vida e incluso la relación, ¡y no tiene que ser para siempre!

Todos pasamos etapas y podemos pasar de ser las que la damos a las que la quitamos.

Pero es cierto que hay personas que viven más afincadas en la toxicidad.

Dicen que somos el promedio de las 5 personas con las que más tiempo pasamos.

 

Elige bien a esas 5 personas.

11. NO TE COMPARES.

 

La tarea puede ser difícil, pero entiende que eres un ser único con cosas únicas para compartir.

Voy a compartir contigo  el mejor consejo que alguien me ha dado en la vida: CONFÍA EN TI.

 

Muy a menudo, y sin darnos cuenta, elegimos como referentes a personas que nos hacen sentir mal.

Quizá porque sentimos que nunca llegaremos a ser como ellas, porque todavía no tenemos la suficiente seguridad en nosotras, o porque vemos en ellas cosas de nosotras mismas que no nos gustan. 

Empieza por detectar eso que potencia todo lo bueno que hay en ti, que te hace querer ser mejor, crecer, aportar…

 

Y conviértete tú en inspiración: Haz precisamente aquello que te inspira.

12. AGRADECE.

 

Agradecer es poner el foco, el cimiento, la base en lo que sí está funcionando. En todo lo que sí hay y tienes.

Muchas veces tendemos a poner más atención en lo que está mal o en lo que nos falta, y dejamos en un segundo plano aquellas cosas que nos aportan bienestar, equilibrio, alegría..

Es normal. Lo hacemos naturalmente porque puede ser algo importante que requiere nuestra atención.

Sin embargo, es muy importante que al atender esto que no está tan bien, no dejemos de ser conscientes de todo lo bueno que hay en nuestra vida.

Si nunca has practicado la gratitud de forma consciente, puedes empezar por esas cosas que de verdad generan gratitud en tu interior, que te hacen sentir afortunada.

 

Tomar el sol, darte una ducha calentita cuando tienes frío, un abrazo de tu hija o tu sobrino…

La próxima vez que lo hagas nota esa sensación física en tu cuerpo. Esa energía es la gratitud.

La gratitud es la energía o sensación de mayor intensidad que puede generar el ser humano, y cuando lo practiques te hará sentir mejor de manera inmediata.

Empieza por una cosa, y cada mañana por la mañana agradece, sintiéndolo, el tenerlo. Con el tiempo ve sumando más.

¿HAY ALGUNA DE ESTAS 12 CLAVES QUE YA ESTÁS INCLUYENDO EN TU VIDA? ¿CUÁL TE HA RESONADO MÁS EN TU INTERIOR? ¡Cuéntamelo en los comentarios!

Soy Olaia y te ayudo a reinventarte profesionalmente para que puedas tener un trabajo y una vida a tu medida. Trabajaremos juntas para derribar tus bloqueos, miedos e inseguridades, y explorar todas las opciones posibles hasta encontrar aquella que te llene y motive de verdad. Estoy convencida de que tú también puedes tener una vida en equilibrio y coherente con tu propósito de vida.

Descubre aquí cómo puedo ayudarte a conseguirlo.

Comparte y ayúdame a ayudar a otras personas a las que les pueda ser útil esta información.

Ser generoso siempre tiene recompensa ; ) 

6 Comments
  • Mariví Porras
    Posted at 14:16h, 11 abril Responder

    Hola Olaia!

    Comparto 100% las 12 claves que dices, y las practico casi todas, aunque reconozco que DISFRUTAR DEL PLACER DE NO HACER NADA, me cuesta un poquito. Ufff parece fácil pero mi mente no cree que eso sea lo mejor que puedo hacer, con todas las cosas que podría estar haciendo…, (soy una persona bastante mental) sigo trabajando en ello, y cada vez voy engañando más a mi mente y dándome el placer de no hacer nada 😉

    “Dejemos de estar en manos de otros, y pongámonos en nuestras propias manos”, esto que dices junto a la ACTITUD que tengamos en nuestra vida, para mí es la llave para vivir en paz y armonía con nosotras mismas, para ser felices.

    Rodearnos de personas que nos suman, que nos aportan es algo que llevo haciendo tiempo. Al igual que tú también pienso que todos en algún momento quitamos la energía de otra persona, consciente o inconscientemente, por eso detectar a las personas que nos la está quitando es sano para ambas. Si la relación continuará o no en el futuro, el tiempo lo dirá, pero alejarnos antes de perjudicar esa relación, es la mejor opción para ambos.

    Gracias por compartir el mejor consejo que alguien te ha dado en la vida: “CONFÍA EN TI”, tomo nota de él y lo pongo en practica desde ya.

    Enhorabuena por el post, y gracias por compartirnos estas valiosas 12 claves para que vivamos en paz y armonía, sin volvernos locas con buscar la felicidad.

    ¡Un abrazo!

    • Olaia Calvo
      Posted at 20:30h, 11 abril Responder

      Hola Mariví!

      Mil gracias por tu comentario y por compartir tu opinión y experiencia.
      Hay una expresión en italiano que me encanta que es “Dolce Far Niente”, que quiere decir justo eso “El Placer de no hacer nada”, y los italianos saben mucho de los placeres de la vida 🙂
      Entiendo lo que comentas que te pasa, yo también a veces peco de eso, pero luego pienso que no hay productividad sin descanso, que la recuperación forma parte de la actividad. Así que si queremos salud física, mental y emocional y exprimir la vida al máximo tenemos que aprender a parar para recuperarnos y disfrutar del privilegio de ser y estar.

      Un abrazo fuerte y gracias de nuevo por tu comentario!

  • Virginia
    Posted at 06:02h, 12 abril Responder

    Hola Olaia.
    “Dejemos de estar en manos de otros, y pongámonos en nuestras propias manos”. Para mi esta sería la base sobre la que apoyar estas 12 Claves fantásticas para tener una vida .plena.
    En estos momentos en los que se habla de productividad, de gestionar mejor el tiempo, de hacer, la clave “No hacer nada” suena como una losa pero si reflexionas mas sobre ella resulta que es la fase mas creativa, la fase mas consciente que puedes elegir y que te conecta contigo misma..
    Por ultimo la gratitud: “La gratitud es la energía o sensación de mayor intensidad que puede generar el ser humano, y cuando lo practiques te hará sentir mejor de manera inmediata.” contigo misma y con lo que te rodea, desde la aceptación de lo que tienes, de lo que eres y de las personas que te rodean y has elegido para estar a tu lado.
    Gracias Olaia por este momento de reflexión y conexión.
    Un abrazo

    • Olaia Calvo
      Posted at 08:39h, 12 abril Responder

      Hola Virginia!

      Mil gracias por tu comentario.
      Efectivamente No hacer nada y la gratitud quizás sean las claves que menos alimentamos de todas, y en verdad hacen una grandísima diferencia. Cuando todo el mundo quiere ser super productivo y hacer, hacer y hacer, cuando cada vez queremos más y más, y ponemos el foco en lo que nos falta, acabamos alimentando precisamente ese estilo de vida que tanto nos hace sufrir, del que tantas mujeres llegan a mí queriendo salir.
      Yo como mujer inconformista práctico y transmito que cambiemos “el más” por “el mejor”, que construyamos desde lo que sí tenemos, y que elijamos de forma consciente cómo queremos vivir nuestra vida.

      Gracias de nuevo Virginia!
      Un abrazo grande 🙂

  • Laura
    Posted at 09:48h, 13 abril Responder

    Gracias por todo lo que aportas en cada una de tus entradas del blog.
    Pondré en práctica las 12 claves de las que hablas, pues que importante es sentirnos en paz con nosotras mismas!!! gracias 🙂

    • Olaia Calvo
      Posted at 13:38h, 15 abril Responder

      Hola Laura!

      Mil gracias a ti por tu comentario y por seguir el blog.
      Espero que te sea de utilidad 🙂

      Un abrazo,

Post A Comment