6 mujeres talentosas, luchadoras y no tan conocidas

Como feminista que soy, esta semana tengo que dedicarle el artículo al empoderamiento femenino.

Sé que en internet podrás encontrar artículos sobre las virtudes y talentos de las mujeres, pero hacer eso para mí es absolutamente contrario a la igualdad.

Así que para empezar voy a decirte que no tienes talentos especiales como mujer.

Me refiero a que no tienes unos talentos específicos por el hecho de haber nacido con atributos físicos femeninos.

Tus talentos son únicos por el hecho de que son tuyos, y tú eres una persona única y diferente a todas las demás. 

Seas mujer u hombre.

No puedo negar que hay cierta tendencia debido al papel de la mujer en la sociedad, a la educación que se nos ha dado, y a las tareas que hemos desempeñado. históricamente.

Pero esto nada tiene que ver con tu talento y tu pasión.

Si te dijera “éstas son tus virtudes y talentos como mujer” te estaría haciendo de menos como ser humano.

Primero, porque te estaría enmarcando y por lo tanto limitando, por el simple hecho de pertenecer al género femenino.

Segundo, porque no voy a ser yo quien te diga en qué tienes que ser buena y qué te tiene que gustar, y tampoco debería hacerlo nadie que no seas tú misma.

Así que mujer, haz, lucha y vive como te de la gana, y no como te digan que tienes que hacerlo.

Ni por ser mujer, ni por pertenecer a una clase social, ni por haber nacido en una cultura determinada, ni por todo al mismo tiempo.

Y entonces ¿Por qué me dirijo a la mujer?¿Por qué hablo de empoderamiento femenino?

Porque a diferencia de los hombres, es una realidad que nosotras debemos hacer un trabajo previo de romper barreras y limitaciones impuestas y muchas veces asumidas como propias.

De prepararnos y comprender el entorno en el que nos moveremos si nuestra pasión nos lleva adentrarnos en profesiones y sectores hechas por y para hombres.

De aprender a no condicionarnos a nosotras mismas por la presiones externas, y a volver a levantarnos cuando las desigualdades nos golpean.

Es un hecho que hay diferencias biológicas entre hombres y mujeres, pero el feminismo no va de eso.

Y este artículo tampoco.

El feminismo, el empoderamiento femenino y este artículo van de reconocer a seres humanos con diferentes cualidades, habilidades y talentos, y protegidos y amparados por los mismos derechos.

Y para celebrar que este viernes, 8 de marzo, vamos a volver a salir a la calle a reivindicar precisamente esa igualdad…

…hoy quiero hablarte de  6 grandes seres humanos, no tan conocidas, nacidas y educadas para “ser mujeres”, que vivieron fieles a quienes eran, y no a lo que les dijeron que debían ser.

Fieles a su naturaleza, a su talento, a su pasión… y que hicieron diferencia gracias a ser ellas mismas.

Concepción Arenal (1820 – 1893)

La primera mujer española en ir a la universidad, que para ello tuvo que inscribirse y disfrazarse como un hombre. De esta manera abrió la puerta a muchas otras mujeres que también harían grandes aportaciones a la sociedad. 

Como escritora y activista, denunció las situaciones en las cárceles, la miseria de las casas de salud de la época y, sobre todo, la condición de las mujeres en la política.

“Todas las cosas son imposibles, mientras lo parecen”.

 

Rosa Luxemburgo (1871 – 1919)

Mujer, polaca, marxista, pacifista, antimilitarista, defensora de la democracia en el seno de la revolución, una de las fundadoras del socialismo democrático, considerada la dirigente marxista más importante de la historia, y una de las grandes revolucionarias del siglo XX.

La conocida como “la rosa roja” o “la judía” fue ordenada asesinar los dirigentes de la socialdemocracia más conservadora.

“La libertad es siempre libertad para quien piensa diferente”.

 

Edith Cavell (1865 – 1915)

Enfermera británica condenada a muerte por un tribunal militar alemán durante la Primera Guerra Mundial, acusada de alta traición por haber cobijado en su hospital en Bruselas hasta doscientos soldados belgas, franceses e ingleses (prisioneros evadidos y pilotos abatidos) y haberles ayudado a huir de Bélgica y reintegrarse a sus puestos de combate.

“No puedo parar mientras existan vidas que salvar”.

 

Virginia Satir (1916 – 1988)

Autora, trabajadora social, psicoterapeuta estadounidense, pionera de la terapia familia, con una gran preocupación por la comunicación humana y la autoestima.

Percibía el amor como un mayor potencial sanador, hizo importante labor hacia el empoderamiento a través de la aceptación y cuidado, impulsando el sentirse libre para ser y decidir.

“No podemos dejar que las percepciones limitadas de los demás terminen definiéndonos”.

 

Simone de Beauvoir (1908 – 1986)

Escritora, profesora y filósofa francesa feminista: luchadora por la igualdad de derechos de la mujer y por la despenalización del aborto y de las relaciones sexuales.

Centró el foco de interés de su pensamiento en el estudio de género y el feminismo, y en esta frase refleja una de sus ideas más importantes: el género como algo no biológico.

“No nacemos como mujer, sino que nos convertimos en una”.

 
Hellen Keller (1880 – 1968)

Escritora, oradora y activista política estadounidense que a los diecinueve meses sufrió una grave enfermedad que le provocó la pérdida total de la visión y la audición. 

Promovió el sufragio femenino, los derechos de los trabajadores, y se apartó de la actividad política para enfocarse en la lucha por los derechos de las personas con discapacidades y realizó viajes por todo el mundo ofreciendo conferencias.

“La vida es una osada aventura o nada en absoluto”

Por todas las mujeres que han trascendido, y por todas las que no dejaron su nombre pero sí su legado en esta lucha por la igualdad tomamos el relevo este viernes.

Para que todas la mujeres comprendan que son tan poderosas como quieran ser, y que pueden vivir la vida como ellas decidan hacerlo.

¿Cuál es tu referente en la lucha por la igualdad de derechos de la mujer? ¡Cuéntamelo abajo!

 

 

Soy Olaia y te ayudo a reinventarte profesionalmente para que puedas tener un trabajo y una vida a tu medida. Trabajaremos juntas para derribar tus bloqueos, miedos e inseguridades, y explorar todas las opciones posibles hasta encontrar aquella que te llene y motive de verdad. Estoy convencida de que tú también puedes tener una vida en equilibrio y coherente con tu propósito de vida.

Descubre aquí cómo pudo ayudarte a conseguirlo.

Comparte este artículo y ayúdame a que más personas conozcan a estas mujeres luchadoras que han hecho historia.

2 comentarios en “6 mujeres talentosas, luchadoras y no tan conocidas

  1. Hola Olaia!
    Me ha gustado tu publicación. He de confesar que las tres últimas mujeres si las conocía o había oído hablar de ellas, pero las tres primeras eran unas desconocidas para mí.
    Gracias por mostrar que desde hace tiempo la mujer está reclamando igualdad.
    Ahora, que estamos más unidas, somos una voz reclamando lo que siempre tuvo que ser nuestro es la libertad de ser, cada día estamos más cerca de conseguirlo.
    Un abrazo!

    • HOla Lydia,

      Me alegro de que te haya gustado el artículo. La verdad es que solemos recurrir siempre a los mismo referentes, y está bien saber que ha habido muchas más mujeres que han peleado con todo su ser para conseguir la igualdad, y para mejorar la vida de mujeres y hombres en todas las áreas de la sociedad: ciencias, política, salud, educación…
      Muchas gracias por tu comentario 🙂
      Un abrazo!

Deja un comentario