Cómo conseguir que los demás te entiendan, apoyen y confíen en ti

Corría el año 2009 cuando ya tenía clarísimo que lo que hacía no era lo que quería hacer el resto de mi vida.

Estaba quemada, agotada y aterrada.

No tenía ni idea de qué quería hacer, ni cómo decirle al mundo que mi breve, exitosa y prometedora carrera me hacían profundamente infeliz.

Mi padres. Que se sacrificaron, e invirtieron su tiempo, esfuerzo y dinero para procurarme la carrera que yo misma había elegido.

Mi jefa. Que creía en mí y dedicó parte de su tiempo a formarme para el “éxito”. Que me denominaba su “sucesora”.

Mis hermanas, amigos, compañeros de trabajo…

Llevaba tan solo 5 años trabajando “de lo mío”, y ya hacía como 3 que sentía que aquello no era lo que yo quería.

Pero tenía un sentimiento de deuda tan grande para con mis padres que me sentía incapaz de defraudarles de esa manera. 

Además, en mi fuera interno sentía que de alguna manera aquello era un fracaso. 

Por estos motivos aguanté, aguanté y aguanté hasta que mi cuerpo dijo basta. 

Y tal y como esperaba (casi) nadie me entendió.

Fue duro, la verdad, sentir esa fuerza tan grande en el estómago que tiraba y empujaba, que removía y gritaba, y que nadie más entendía.

Pero te aseguro que esto no fue tan doloroso como el sufrimiento que me suponía levantarme cada mañana para pasar 10 horas del día haciendo un trabajo que no tenía nada que ver con quien yo era, con quien yo quería ser. 

Desde lo que he vivido y sé ahora, comprendo todos ese empeño en que me entendieran.

Y lo que es más importante, sé qué hice y cómo lo hice para conseguirlo.

Quiero contarte cómo tú también puedes conseguir que te entiendan, te apoyen y confíen en ti:

 

  1. Confía en ti. 

Lo que ves fuera es el reflejo de lo que hay dentro de ti.

Tras esa búsqueda de aprobación externa, muchas veces se esconde la urgente necesidad de encontrar la seguridad y confianza que no hay dentro de ti.

Las personas que te quieren y se preocupan por ti, quieren que estés bien, y si tú no estás segura de lo que estás haciendo, ¿cómo lo van a estar ellos?

Si tú, que eres la que mejor conoce lo que es bueno para ti y lo que eres capaz de hacer, no confías en ti, ¿cómo no van a sentir miedo como tú?

Empieza por comprender en profundidad el significado que tiene este cambio en tu persona y en tu vida.

El impacto que tiene en ti la vida que tienes ahora, y el impacto que tendría tener una vida con la que te sientas motivada y satisfecha.

¿Cómo sería tu vida? ¿cómo te sentirías?

Cuando conoces el significado de tu cambio, y te comprometes con ello, contigo, hay un movimiento interno que se percibe desde fuera.

Transmite a los demás ese valor, ese significado, no para convencerles, solo por compartirlo.

“No sé muy bien cómo va a salir, pero es algo que tengo que hacer”. Solía ser el cierre de mi explicación. Porque era así de sencillo.

En lo más profundo de mí, sentía que era algo que tenía que hacer. Que me lo debía a mí misma. 

Que la vida es algo urgente e importante, y no quería seguir sintiendo que la malgastaba.

Aquello provocaba a veces un cambio inmediato, otras, más paulatino, en el discurso que me venía de vuelta.

Parecía que abría un lugar a la empatía, y se contagiaba un poquito de esa premura, ese anhelo que yo sentía dentro.

En cualquier caso, lo que sí notaba es que yo me sentía mucho más tranquila, coherente y convencida al ser capaz de comprender la importancia de hacer que mi vida fuera la que yo eligiera.

Aun así, está claro que no todas las personas cambiarán su percepción. Habrá quien siga viéndolo igual.

En ese caso, pasamos al siguiente punto.

 

  1. Hechos y resultados

 Como te decía habrá algunas personas que seguirán sin entenderlo.

No pasa nada.

Lo primero que yo hice fue aceptar que no son como yo, y que yo no puedo cambiarlas.

Seguramente algunas de estas personas priorizan y miden la vida por resultados tangibles como es lo económico, el cargo etc.

Personas que priorizan la estabilidad y seguridad por encima de cualquier otra cosa.

No todos somos iguales, y eso hay que aceptarlo. NO puedes cambiar a las personas, pero sí puedes cambiar cómo te relacionas con ellas.

Estoy segura de que ahora mismo ya estás detectando estos perfiles en tu entorno.

Pues bien, ahorra energía y póntelo fácil. No tienes que convencer a nadie.

En esta fase, dejar de dar explicaciones a personas que solo entienden de hechos y resultados, te va permitir centrarte en lo más importante: trabajar en avanzar hacia tu objetivo.

Su confianza vendrá conforme vayan viendo los hechos y llegando los resultados, y por ende la seguridad y estabilidad.

Y éstas serán también las personas que cuando tengas tu próximo trabajo, salario o negocio con buenos resultados, te felicitarán, elogiaran y admirarán abierta y sinceramente.

 

  1. Rodéate de gente que te apoye

Tomar la decisión de cambiar tu vida es difícil, y llevarlo a cabo es un proceso como cualquier otro en la vida, con altibajos.

Por eso es importante elegir bien aquellos elementos y decisiones que te ayudarán a avanzar de manera lo más estable y continua posible en tu dirección.

Elegir la gente de la que te rodeas es una de esas decisiones que pueden marcar una gran diferencia esta etapa de cambio en tu vida.

Rodéate de gente que te apoye, te comprenda, confíe en ti.

A veces eso implica dejar temporalmente “fuera” de este asunto a ciertas personas muy cercanas, e incluye a otras nuevas.

Personas que están en tu misma situación, o que ya se han re-inventado, profesionales que puedan ayudarte o personas que simplemente confían y creen en ti.

Sentirnos apoyados por quienes queremos es importante, pero no confundas la búsqueda de apoyo y comprensión con cubrir tu inseguridad con ellos.

Cuando yo dejé de intentar que todo el mundo me comprendiera elimine muchas de la barreras que no me dejaban avanzar.

Algunas creerán y confiarán en ti simplemente porque sí, otras porque comprenderán lo que significaba para ti hacerlo, y otras necesitarán de cifras para estar tranquilas con tu decisión.

Pero el aprendizaje más importante que saqué, es que lo importante, lo más importante, es que para poder hacerlo debía confiar en mí.

Confía en ti.

 

Sobre mí – Olaia Calvo

Trabajo con mujeres inconformistas que desean y necesitan hacer un cambio en su vida para sentirse satisfechas y en paz consigo mismas. Te ayudo a ganar claridad, confianza y seguridad para determinar qué es lo que quieres y cómo lo quieres, para reinventarte y tengas una una vida personal y profesional plena y coherente contigo, que te motive y te llene.

Descubre cómo puedo ayudarte aquí.

Comparte y ayuda así a otras personas que puedan estar en tu misma situación. Ser generosa siempre tiene recompensa 😉

Deja un comentario