por qué yo no puedo conformarme

¿POR QUÉ YO NO PUEDO CONFORMARME? (como los demás)

Yo misma me he preguntado a lo largo de mi vida infinidad de veces ¿por qué yo no sé conformarme como los demás?

Es una pregunta que tarde o temprano se hace toda persona en busca de su propio camino, de su lugar en el mundo.

Mis clientas me la plantean con profundo dolor, como si fuera una especie de maldición con la que les ha tocado vivir.

Hoy voy a intentar arrojar un poco de luz para que entiendas por qué esa es tu naturaleza, y por qué lo mejor que puedes hacer es estar feliz de ser quien eres.

Hace un par de años recuerdo que leí un artículo sobre el inconformismo crónico que sufría nuestra sociedad, y aunque no recuerdo en detalle el contenido, sí me acuerdo de la indignación que me causó.

El artículo me llegó de manos de una amiga que desde hacía tiempo oscilaba entre su esencia y lo que se esperaba de ella, y pensé que aquella publicación era devastadora para ella, y para la sociedad en general.

El texto básicamente retrataba una sociedad en la que el inconformismo nos hacía infelices y abocados a la avaricia, una sociedad que se aquejaba insaciablemente por lograr más y más y más, por el simple hecho de tener y ser más.

Apelaba a la sencillez, a lo básico, a lo cotidiano, a lo establecido… como si todo esto no pudiera ser parte de un espíritu inconformista.

Y claro, estas palabras para una persona que siente que vive en una constante lucha interna se convertían en un permiso para bajar la guardia y renunciar a ser ella misma.

Sí, ser inconformista puede ser agotador.

Pero no nos equivoquemos. No es agotador el hecho de querer buscar tu propio camino y de querer hacer las cosas de otra manera (tú manera).

Esto es tan agotador como cualquier otra vicisitud de la vida de cualquier mortal.

Inconformista o no la vida tiene sus altibajos, sus partes sencilla y complejas.

Lo que te está agotando es esa lucha constante para acallar tu voz interna, e tus fallidos intentos por encajar en un lugar inhóspito para ti con la letra escarlata cosida en la solapa.

¿Por qué soy inconformista y la gente de mi entorno no?

Voy a decir una obviedad:

Todas las personas somos diferentes.

Lo sabes, lo sabemos, pero seguimos intentando vivir como si no fuera así.

La sociedad, la educación, y nosotros mismo actuamos como si todos fuéramos iguales.

Peor, como si todos debiéramos ser iguales.

Nos educan, nos guían y pautan la vida como por receta genérica: universidad, trabajo, casa, hijos, jubilación, y por fin la felicidad.

Te sabes muy bien la historia.

No me malinterpretes. Somos seres sociales, y estar conectados con la sociedad, ser parte de ella, es necesario para desarrollarnos de manera completa.

Pero también hay una parte de ti que es única, y a esa la alimentamos poco o nada.

La persona que eres tú, con tu personalidad, con tus particularidades que te hacen ser quien eres.

Es cuando estás conectado con esa parte, con esa esencia, que es solo tuya, que emerge la necesidad de realizarse.

Y es el inconformismo lo que te permite llevarlo a cabo.

Lo que hace que te levantes de la silla, que des un golpe sobre la mesa, y que digas ¡hasta aquí!

El inconformismo no es otra cosa que querer hacer las cosas a tu manera, es estar conectado con tu persona para completarte y entregar lo mejor de ti y recibir lo mejor que pueda ofrecerte la vida.

Todos somos seres únicos, lo que ocurre es que no todos estamos conectados con él.

¿Por qué lo mejor que puedes hacer es estar feliz de ser inconformista?

Te voy a dar dos razones sencillas y complejas al mismo tiempo.

  1. Porque aceptar tu naturaleza es la única manera en la que vas a conseguir lograr la paz interior, y encontrar tu lugar en el mundo.
  1. Porque el inconformismo es el motor para que hagas realidad lo que estás soñando, y puedas vivir una vida más completa.

Las personas que no están conectadas con su persona, con ese ser único que son, jamás sabrán lo que se siente al crear, crecer, mejorar (y no ser más).. al desarrollar tu propia persona hasta donde tu quieras.

Para vivir una vida plena y completa debemos estar conectados con todas las partes de las que estamos compuestos.

Aquellos que no están conectados con su persona no experimentarán la vida de la forma en la que tú puedes hacerlo.

Cuanto antes aceptes tu naturaleza, antes comenzarás a ser feliz.

Y si todavía crees que ser ellos es más fácil, respóndeme:

¿Conoces algún conformista que no sufra problemas o dificultades?

Deja de luchar contigo misma, y pelea por dar forma a la vida que quieres.

Cuéntame más abajo si tu también te has hecho esta pregunta alguna vez.

"Quienes no se mueven no notan sus cadenas".

Rosa Luxemburgo

Soy Olaia y te ayudo a reinventarte profesionalmente para que puedas tener un trabajo y una vida a tu medida. Trabajaremos juntas para derribar tus bloqueos, miedos e inseguridades, y explorar todas las opciones posibles hasta encontrar aquella que te llene y motive de verdad. Estoy convencida de que tú también puedes tener una vida en equilibrio y coherente con tu propósito de vida.

Descubre aquí cómo pudo ayudarte a conseguirlo.

Comparte y ayúdame a hacer llegar este artículo a más personas que puedan estar en esta situación 🙂

No hay comentarios

Escribe un comentario