sueño imposible

¿SIENTES QUE TÚ SUEÑO ES IMPOSIBLE DE CONSEGUIR?

¿En algún momento sientes que las cosas que quieres para tu vida son incompatibles entre sí e imposibles de conseguir?

Casi todas mis clientas me hablan de su incoherencia en la primera sesión.

Sienten que quieren cosas incompatibles entre sí, cosas opuestas, y sienten que ellas mismas son incoherentes, y que lo que quieren, por lo tanto, es imposible.

Quiero tener mucho dinero pero no quiero trabajar muchas horas, quiero viajar pero tener una rutina, quiero estar tranquila pero quiero hacer algo con lo que estar activa, motivada y creciendo…

O, al principio quería esto, pero luego pensé que quería lo otro, más tarde quería este otro, y ahora no sé qué quiero…

Y mí me encanta decirles: Bueno, es que tú eres todo eso. No tienes que elegir. Está bien así.

Si te das cuenta todo eso es reflejo de la riqueza que hay dentro de ti, aunque es cierto que tendemos a pensar que la coherencia está reñida con la riqueza, con los cambios, con la diversidad…

Parece que nos tiene que gustar siempre lo mismo, y cambiar de opinión tiene malísima prensa.

Y cuando dices quiero ganar más y trabajar menos, se ríen y dicen “anda, y yo” con esa mirada de “qué ingenua eres” o “mira que lista esta”.

También está la versión de “es que no te aclaras” o “en la vida no se puede tener todo”.

Recuerdo una frase que dijo Eduard Punset en una charla, haciendo referencia a algo que les decía muy a menudo a sus nietas:

“Si la materia cambia de estructura, ¿no vas a cambiar tú de opinión?”

Me pareció una genialidad. Pero claro, es que él lo era.

Si algo material y tangible como el agua puede pasar a ser vapor o hielo, ¿cómo no va a transformarse o cambiar algo inmaterial como tus gustos, prioridades, valores etc.?

Y sobre todo, la propia transformación requiere de condiciones especificas que hacen que la propia transformación ocurra.

Es decir, el agua debe tener una temperatura determinada tanto para congelarse como para hervir, y para condensarse y volver a ser agua.

Pero también necesita tiempo, ya que no tarda lo mismo en hervir o congelarse una ml de agua que un litro ¿cierto?

Pues todo eso es extrapolable a lo inmaterial que hay en ti.

A tus deseos, tu metas, tu propósito, tu pilares fundamentales.

¿Cómo se aplica esto a lo que yo quiero en la vida? O dicho de otra manera:

¿Por qué sientes que es incompatible y que hay incoherencia?

Como casi todo, lo has aprendido desde pequeñita.

Nos ha tocado vivir la época de las oportunidades, y en cambio, no tenemos ni idea todo las posibilidades que tenemos disponibles ahí fuera.

Al final, has sido educada por una generación que no tuvo ni una milésima parte de las oportunidades que hay ahora, y has adquirido sus límites como tuyos.

Y aquí me voy a la primera razón de porqué lo sientes como incompatible:

1. Los limites (adquiridos) de tu propia mirada.

Hemos aprendido a hacernos preguntar en función de las opciones que veíamos, en vez de preguntar ¿hay más opciones?

Por ejemplo, cuando elegiste la carrera o el trabajo, seguramente valoraste dentro de la oferta que se te ofreció, hiciste un primer descarte y luego te preguntaste:

¿Elijo esta o esta otra?

Como mucho quizás dudabas entre tres o a lo sumo 4.

Pero alguna vez te preguntaste que otras opciones hay que no están en esta “lista”?

¿Qué es lo que quiero yo y que puedo elegir o, atención CREAR más opciones?

Y aquí, con esto del crear,  me voy a la segunda razón

2. Mentalidad y cultura de todo o nada

Cuando hablo de crear opciones hablo de una de la piezas fundamentales en la reinvención profesional.

Sin aprender a hacer esto será muy difícil que puedas vencer el obstáculo de la incoherencia e incompatibilidad que te impide encontrar esa trabajo con el que sentirte feliz.

Si llevas tiempo dándole vueltas a qué quieres hacer y no das con ello, es porque vas a tener que crear tú misma con la mejor opción para ti.

Puede parecerte complicadísimo, pero no te desilusiones porque verás que no es tan complicado.

No estoy hablando de tener que emprender necesariamente, si no de ir más allá de lo que has explorado e investigado hasta ahora.

Y una manera de hacerlo es usar el método “aprovechamiento” y tu utilizar trocitos o partes de diferente opciones para crear nuevas opciones.

La dificultad de esto radica muchas veces radica realmente en esa mentalidad del todo o nada, y del miedo a la “mediocridad”.

Tienes éxito o  fracasas.

Eres empleado por cuenta ajena o tienes tu negocio.

Vives en la capital o vives en un pueblecito.

Tienes un trabajo de oficina, o viajas por el mundo.

Pero ¿dónde quedan todos los términos medios?¿Es que aquí no hay escala de grises?

¿Es que no puedes trabajar por cuenta ajena y tener un negocio?

¿No puedes vivir entre la capital y el pueblo?

Esto son solo ejemplos, y puede que no sea tu caso. 

Pero es importante que notes la diferencia entre lo que no quieres, y lo que ni siquiera puedes decidir si quieres o no, porque no existe para ti como opción.

Y juntando la razón primera y la segunda vamos a la tercera razón.

3. Tu sistema de creencias y valores

Detrás de los límites de tu mirada y de esa mentalidad de blanco o negro hay todo un sistema de creencias y valores funcionando de manera inconsciente que condicionan y determinan tu capacidad y potencial de acción.

“Si eres multimillonario, no puedes ser generoso o buena persona.”

“Si quieres tener éxito no puedes tener vida personal.”

“Si te va bien en el trabajo, no te va bien en el amor y no puedes atender bien a tu familia.”

“Si trabajas mucho no eres un buen padre o madre.”

“La gente quiere tener dinero y éxito es avariciosa.

Como te puedes imaginar esto condiciona directamente lo que para ti es una opción válida o no.

Y si lo haces de manera consciente toda decisión es lícita.

El problema es que no siempre eres conscientes, y por lo tanto estás poniendo límites dónde quizás no te ayuda o ni siquiera los hay.

Te animo a que te preguntes:

¿Por qué es esto imposible?

¿Es verdad lo que creo? ¿Cómo sé que es verdad? ¿Hay alguna evidencia que demuestre lo contrario?

¿Cómo podría hacer funcionar todo esto que deseo junto?

¿Puede que haya algo más que no esté viendo ahora mismo?

La clave para hacer compatible lo que parece incompatible, y posible lo aparentemente imposible: la medida.

Eres todo eso que quieres, sientes y piensas,  y no es incoherente, ni imposible.

Volviendo a la transformación de la materia, en lo que se refiere a reinvención profesional, la medida dará las condiciones de necesarias para que puedas crear una nueva opción a tu medida.

Medida en cuanto a cantidad y también tiempo.

¿Cuánto y cuándo de cada cosa hace falta para que sea una opción válida y buena para ti?

En esos elementos o deseos que sientes como incompatibles están los ingredientes de tu trabajo a medida, y tienes que crear la receta cuyo resultado será el plato que estabas deseando degustar.

Esa es tu receta del éxito.

Por supuesto puede que haya cosas que son realmente incompatibles, e incluso que haya cosas que son incompatibles para ti centrándonos por ejemplo en tus valores.

Pero antes declarar tu sueño como imposible dale un ratito a todo esto que te acabo de contar y dime ¿es realmente imposible?

Cuéntamelo en los comentarios 😉

12 Comentarios
  • Virginia
    Publicado a las 09:47h, 20 junio Responder

    Hola Olaia,
    ¿Sientes que tu sueño es imposible de conseguir?
    Muchas veces nos hacemos esta pregunta que nos lleva a rendirnos.
    Tu receta que hoy nos presentas es muy recomendable, practica y tangible:
    «Si llevas tiempo dándole vueltas a qué quieres hacer y no das con ello, es porque vas a tener que crear tú misma con la mejor opción para ti.Puede parecerte complicadísimo, pero no te desilusiones porque verás que no es tan complicado.
    No estoy hablando de tener que emprender necesariamente, si no de ir más allá de lo que has explorado e investigado hasta ahora.Y una manera de hacerlo es usar el método “aprovechamiento” y tu utilizar trocitos o partes de diferente opciones para crear nuevas opciones.»
    Me quedo con la opción maravillosa de crearla tu misma y construirla con pedacitos de diferentes opciones.
    Gracias por poner un poquito de luz en nuestra construcción de sueños.
    Un abrazo
    Virginia

    • Olaia Calvo
      Publicado a las 15:46h, 21 junio Responder

      Hola Virginia,

      Muchas gracias por pasarte por el blog y por tu comentario.
      El problema es cuando tiramos la toalla antes de intentarlo, y basándonos en ideas, no en evidencias.
      Y es una pena ver cómo se trucan sueños y opciones de futuro completamente viables debido a esas creencias y miedos.

      Gracias de nuevo por pasarte por aquí 🙂
      Un abrazo.

  • Amparo Bonilla
    Publicado a las 19:08h, 22 junio Responder

    Soñar no cuesta nada, dice el adagio popular, el problema es cuando nos obcecamos con cosas imposibles de realizar y que no están en nuestras manos, por que así suene muy bonito que todo se puede si se desea, hay cosas que cuestan dinero, que es el principal inconveniente para algunos sueños que se quieren realizar. lo ideal es desear y tratar de conseguir las cosas pero con los pies en la tierra, los consejos que das son muy prácticos si lo que se desea es alcanzable.

    • Olaia Calvo
      Publicado a las 12:56h, 24 junio Responder

      Hola Amparo,

      Gracias por tu visita y comentario 🙂

      En mí opinión no todo es posible en esta vida, pero el problema es que muchas veces damos por imposible cosas que sí son posibles, debido a nuestros miedos y creencias.
      Me comentas el dinero, que es uno de las excusas recurrentes entre las mujeres que vienen a mí, pero te aseguro que hay muchas formas de lograr el dinero que se necesita si de verdad quieres algo. En este sentido, uno de los factores a tener en cuenta es por ejemplo el tiempo, y es que tenemos que ser realistas, ya que de lo contrario no se trata tanto de que el objetivo o sueño sea imposible sino de que la planificación (teniendo en cuenta circunstancias particulares, recursos, marco temporal…) no es realista ni está planteada de la manera adecuada.
      En mi experiencia trabajando con otras mujeres, y en mi propio caso, decir «no tengo tiempo ni dinero» son dos excusas que desaparecen con esfuerzo, compromiso y creatividad.

      Gracias de nuevo por tu comentario.

      Un abrazo.

  • Thania Rochel
    Publicado a las 01:32h, 24 junio Responder

    Hola Olaia.
    Se habla mucho de los sueños y de las pasiones últimamente. De encontrar el trabajo soñado, de vivir de tu pasión. A veces hasta sentimos que es un deber que tiene que ser cumplido o que es un derecho que Dios nos dio y que tenemos la obligación de reclamar.
    Perseguir un sueño es una tarea difícil para la mayoría de personas.
    Lo más difícil de realizar un sueño es saber cuál es. Conozco pocas personas que saben a ciencia cierta cuál es su sueño. A los demás basta con preguntarles y comienzan a tartamudear y a tropezar con las palabras: “Ehrmmm”, “pueess”. Si tienen respuestas, generalmente son vagas. Yo soy una de esas personas.
    Por otra parte, considero que los sueños evolucionan con uno. El sueño que tenía hace 30 años no es el mismo de hace 10 años ni el de hace 10 meses.
    Por eso es importante también dejar ir, abandonar los sueños. Suena como a rendirse. Pero, ¡qué va! Parte de la vida consiste en saber cuándo abandonar un objetivo y cambiar de dirección.
    Renunciar a un sueño no es fracasar.
    Seguir soñando en que voy a ser astrofísica algún día, eso sí.

    • Olaia Calvo
      Publicado a las 13:16h, 24 junio Responder

      Hola Thania,

      Yo tengo una visión algo distinta en ese sentido.
      Yo no creo que haya que vivir de la pasión, como tampoco creo que haya que encontrar el trabajo soñado, ni mucho menos planteado como una obligación.

      Puedes tener más de una pasión, y no tienes por qué vivir de ella. Tampoco creo que exista un único trabajo en el que puedas ser feliz. Tal y como yo lo veo, consiste en que aquello que haces sea un reflejo de quien tú eres, y realmente hay muchas más opciones de las que la mayoría conocemos.

      Afortunadamente en la vida hay mucho tipos de personas, y lo cierto es que sí existe un perfil de persona, entre los que estaba yo, que sentimos la necesidad de realizarnos, aportar valor y sentido a través de nuestro trabajo.

      Es a esas personas a las que yo personalmente dirijo mi mensaje.

      Por supuesto, no es una obligación y si alguien no lo siente así, es también perfecto.
      Al final se trata de que puedas tener una vida que te guste vivir.

      Tampoco nos han enseñado a estar en contacto con nosotras, y comprender cómo funcionamos y nuestra propia complejidad. Y este es el origen de que todas esas personas que mencionan no sepan qué es lo que quieren. Te aseguro que todas las personas que han hecho un trabajo de autoconocmiento y autoindagación saben muy bien cuál es su dirección y cómo quieren estar en el mundo.

      La vida no es lineal, y las personas tampoco lo somos, nuestros sueños, deseos y objetivos van cambiando con nosotras, y tenemos que ir haciendo ajustes constantes. Crear resistencias y negar lo evidente (y hablo conscientemente de evidencia, no de creencia) desde luego solo trae sufrimiento, frustración y estancamiento.

      Fracasar no es algo negativo, al contrario es parte de la vida y del proceso de aprendizaje; rendirse tampoco es negativo, es parte de aceptar para poder corregir el rumbo. Pero tomar ideas, imaginación y predicciones como si fueran ciertas es desde luego muy limitante.

      ¿Qué es para ti ser astrofísica? ¿Tener la carrera, vivir de ello, hacerlo antes de cierta edad…?
      ¿Que es realmente lo que te impide llegar a ser astrofísica?

      Muchas gracias por este comentario Thania! 🙂

      Un abrazo.

  • Rossana Becerra
    Publicado a las 23:57h, 26 junio Responder

    Buenas Olaia!

    Bien, si no fuera por mis sueños no estaría donde estoy, donde no me queda más que ser feliz… Y es cierto que tenía mucho miedo de atreverme por ellos, e inicié una travesía de emprendimiento sin saber si lo lograría o no… Y en el camino fui dándome cuenta de quién realmente era, mis sueños fueron evolucionando… Y tanto el miedo como las creencias se han ido disipando en el tiempo… Es maravilloso! Aún hay mucho por trabajar, un camino por recorrer, pero todo ha iniciado con ese primer paso, el de ir a por mis sueños!

    Gracias!

    Rossana

    • Olaia Calvo
      Publicado a las 09:08h, 10 julio Responder

      Hola Rossanna,

      Mil gracias por pasarte por aquí para compartir tu experiencia.

      Como bien dices el miedo solo desaparece cuando lo trascendemos, cuando hacemos eso que nos da miedo. Muchas veces esperamos dejar de tener miedo para hacer algo, y me temo que no funciona así. Es dándole respuesta a esos peligros de los que te advierte el miedo como se van disipando.

      Las creencias además son una fuente inagotable de miedos 😉 y por eso es muy importante saber primero si son o no ciertas, y si lo fueran convertirlas en algo que nos ayude a potenciar nuestro desarrollo, y estoy segura que es lo que has hecho para lograr tus sueños!

      Un abrazo grande y gracias de nuevo por tu visita y comentario!

  • Diana Garces
    Publicado a las 01:53h, 28 junio Responder

    Hola Olaia, desde luego yo creo que nada es imposible, es verdad que a veces se nos hace difícil, complicado y muy cuesta arriba, y que algunas cosas no es que sean imposibles, es que son ridículamente impensables incluso. El asunto está en revisar cuáles de esas cosas que deseas son posibles, realmente y cambiar el contexto, la actitud y seguir tus buenos consejos y seguro que lo conseguimos, porque a la final, es posible… Claro que siii…

    • Olaia Calvo
      Publicado a las 08:52h, 10 julio Responder

      Hola Diana,

      Muchas gracias por tu comentario:)

      Exacto que sea complicado no quiere decir que sea imposible. La mayor parte de las veces cuando hablamos de sueños imposibles, hablamos desde el miedo y la inseguridad, y darnos cuenta de que lo hacemos desde ahí ya es un comienzo para empezara a trabajar esos miedos e inseguridades y con eso ya habremos empezado el camino hacia nuestros sueños!

      Gracias de nuevo por pasarte por aquí.

      Un abrazo grande!

  • Cami a l'Estel
    Publicado a las 15:46h, 12 julio Responder

    Me ha encantado tu artículo ya que nos haces reflexionar sobre lo que es incompatible y lo que no, y eso muchas veces simplemente depende de nuestras creencias y de no confiar en nosotros mismos ni en nuestros sueños. Ya que a veces basta con hacerse unas cuantas preguntas y abrir la mente para ver que más hay ahí fuera.

    • Olaia Calvo
      Publicado a las 20:24h, 29 julio Responder

      Hola!

      Muchas gracias por tu visita y por tu comentario. Me alegra que te haya gustado el artículo 🙂

      Efectivamente muchas veces se trata de lo que «creemos» que se puede, y nos ponemos barreras antes de intentarlo.

      La dificultad está en encontrar las preguntas y las respuestas que realmente te muevan y te den una base solida sobre la que crear el camino.

      Un abrazo y gracias de nuevo!

Escribe un comentario