¿Qué puedes hacer tú por ti?

Quizás hay algo que no te acaba de cuadrar respecto a la vida, o alguna situación de la que no sabes cómo salir. Puede que te hayas topado con una parte de ti que desconocías hasta ahora, o simplemente que hayas decidido que a partir de ahora vas a tomar las riendas. Tal vez un poquito de todo.

Es muy probable, si no ahora, que a lo largo de tu vida te hayas visto en situaciones para las que no tenías recursos suficientes y que te han quitado el sueño, causado ansiedad, provocado miedo y te han dejado bloqueado.

En la escuela no nos han enseñado cómo enfrentarnos a un jefe o ambiente de trabajo complicado, a pensar qué es el éxito para nosotros, o a mantener abiertas las posibilidades conforme avanzamos, en vez de sentir que con cada elección que hacemos vamos dejando ir el resto de opciones para siempre. Esto, lejos de desarrollar nuestro potencial, nos va haciendo pequeñitos, insignificantes y carentes de poder sobre nuestras propias vidas.

Lo que yo te propongo es que vuelvas a tomar el control sobre tu vida, sobre lo que sí puedes hacer, y hacer cada vez más probable eso que en algún momento te parece remoto, casi imposible.

Desde mi propia experiencia te aseguro que hay muchísimo que sí depende de ti; que hay muchas cosas que sí puedes hacer para que tu vida sea mejor.

¿Cuáles son las tres cosas que podrías hacer ya mismo por ti?

 

No hay comentarios

Escribe un comentario