virtudes para reinventarte profesionalmente

Las 4 virtudes para reinventarte profesionalmente con éxito

Que mejor manera de empezar el año que conocer las 4 virtudes para reinventarte profesionalmente con éxito en este año que acabamos de estrenar.

Las 4 son igual de importantes, y es poniéndolas en práctica en conjunto como notarás un cambio exponencial.

La primera virtud es:

La consciencia

Creo que consciencia es la palabra, junto con reinvención profesional, que más utilizo en mis sesiones y formaciones.

Sin consciencia no hay autoconocimento, y sin autoconocimiento es imposible encontrar cuál es el camino que te hará feliz, ni cómo recorrerlo con éxito.

Conocerse implica trabajar de forma consciente todas las áreas y dimensiones que conforman tu persona y tu universo.

Hablo de talentos, de habilidades, de pasiones, sí. Pero también de valores, de aspiraciones, de miedos y de creencias.

Llevas muchos años en piloto automático. Y cuando digo muchos, no me refiero a la última década. Me refiero a que prácticamente vivimos en automático desde nuestra infancia.

Cuando eres una niña aprendes cómo funciona el mundo a través tus padres, del colegio, de los libros, de las películas y de tus experiencias, y das por hecho que así será siempre.

Y por mucho que la vida te da la oportunidad de descubrir que hay muchos caminos, tú insistes en «pelearte» contigo misma y con el mundo para hacer funcionar esa idea que aprendiste de cómo debería ser el mundo.

Y todo esto, que es el origen de tus dudas, inseguridades, miedos y bloqueos, trabajan desde la sombra y lo seguirán haciendo hasta que tomes consciencia de ello.

La segunda virtud es:

La curiosidad

Esta virtud la perdemos o abandonamos en la infancia. Justo en ese momento en el que creemos haber comprendido cómo funciona la vida.

Pensamos que ya sabemos todo lo necesario para salir al mundo, y lo que es peor, creemos que existe una realidad universal sobre cómo son y deberían ser las cosas.

Así que nos aventuramos con inocencia, ignorancia y un poquito de soberbia a un mundo que pronto nos muestra otra cara.

Dificultades en el trabajo, en la pareja, con amigos.. conflictos políticos, sociales, económicos…

Si realmente hubiera una única versión de cómo funciona el mundo ¿no crees que nadie entraría en conflicto?

Todas estaríamos de acuerdo en lo que está bien y está mal, y las cosas ocurrirían tal y como esperamos que ocurran.

Recuperar nuestra curiosidad va a ser una fuente inagotable de conocimiento, de recursos y de fortaleza.

Te va a permitir tomar esa consciencia tan necesaria y ver oportunidades, o mejor dicho, crearlas allá dónde antes no había nada.

Éste es otro de los grandes descubrimientos que destacan mis clientas: Recuperar las curiosidad te ayuda definitivamente a crear opciones y a solucionar dificultades.

La tercera virtud es:

La paciencia

Todavía no he conocido a una mujer que quiera reinventarse y que no sea impaciente.

De hecho yo diría que éste es el origen del estancamiento profesional y su correspondiente «parálisis por análisis»

Crees que reinventarte es cambiar de trabajo, así que una vez que sepas qué quieres pues cambias y listo.

O dicho de otra manera, crees que si la opción que estás barajando requiere de tiempo y esfuerzo entonces no es tu opción.

Si te acabas de reconocer en esto, debo aconsejarte que empieces por aquí.

Tiene toda la lógica del mundo ¿no crees? Cada vez que piensas en una posible opción y ves todo el camino que tendrías que recorrer (y sin garantías) decides que ese tampoco es el camino.

Y así llevas, no sé, ¿años?

«Tengo ya una edad», «he pasado ya por muchos trabajos», «no quiero ponerme a estudiar dos años», «necesito dejar ya este trabajo»… son algunas de las cosas que oigo en las sesiones.

Además curiosamente ocurre una contradicción. Y es que dejas pasar el tiempo sin hacer nada enfocado, y le pides al universo que te ilumine de una vez, porque ya te va urgiendo

Todo requiere de su propio tiempo, y pensar que existe una manera de saltarte la fase de preparación, es lo que alarga inevitablemente tu situación de estancamiento profesional.

La cuarta virtud es:

El amor propio

Puedes, te lo mereces y vales.

A veces miras atrás y piensas triste y sorprendida «Hace unos años tenía claro lo que quería en la vida, era valiente y segura de mi misma. ¿dónde se ha quedado esa «yo»?

Esa «tú» se ha ido desgastando en un trabajo que te hace infeliz, y con el que te estás diciendo que no te mereces ser feliz, que no vales para otra cosa, y que no puedes hacer nada al respecto.

Los seres humanos estamos diseñados para aprender de la experiencia, y si esa es la experiencia que te estás dando, pues es lo que estás aprendiendo.

Y aunque escrúpulosamente hablando no se puede desaprender, sí se puede re-aprender.

Gran parte del trabajo que tienes que hacer para poder reinventarte profesionalmente con éxito es aprender a confiar en ti.

Yo dedico un bloque entero de mis programas a trabajar el potencial y la autoestima a través de las habilidades transferibles, los talentos y la historia personal.

El resultado siempre es mujeres empoderadas que se sienten capaces de crecer, de aprender, de aportar valor y sacar el máximo de su potencial.

El amor propio es el principio sobre el que se levanta la felicidad y la plenitud en todas las áreas de tu vida.

Porque tú te mereces ser feliz, vales y puedes hacerlo.

————

Aprovecho para recordarte que el próximo 13 de enero comienza el curso «Descubre tu camino», con un precio especial para estas fechas.

En él te voy a llevar paso a paso para que ganes claridad sobre cuál puede ser tu nuevo rumbo profesional. y cómo hacerlo realidad.

Puedes ver aquí toda la información.

¿Tienes ya estas 4 virtudes para reinventarte profesionalmente con éxito? Cuéntamelo en comentarios y compártelo si crees que puede ser de ayuda a otras personas.

Puedes encontrar más artículo que te ayudarán con tu reinvención profesional en el BLOG.

No hay comentarios

Escribe un comentario

Abrir chat
💬 ¿Necesitas ayuda?
Hola 👋
¿En qué puedo ayudarte?